Avatar
Cada vez que cambiamos de estación, recomendamos revisar los elementos de nuestro vehículo sin carnet. Del frío y el hielo del invierno pasamos al aumento de las temperaturas y a las lluvias de primavera, y también, a los desplazamientos y escapadas con los que disfrutar del buen tiempo. Si queremos aprovechar el tiempo y disfrutar de nuestros viajes, debemos asegurarnos de tener el coche sin carnet a punto para no preocuparnos ni un momento por posibles incidencias.
¿Qué elementos debo tener en cuenta para el mantenimiento de mi coche en primavera?
Los neumáticos
Deberemos revisar el estado de los neumáticos, sobre todo si durante el invierno hemos viajado a zonas frías y/o con nieve. Muchos conductores seguramente habréis optado por montar neumáticos de invierno: si es así, este es el momento de guardarlos y de volver a montar nuestros neumáticos de verano. O, si eres de los precavidos y llevas unos neumáticos 4 estaciones, ya sabrás que no hay problema y que puedes circular tranquilamente con los mismos. Eso sí, es importante realizar una revisión de las presiones y comprobar el desgaste del dibujo y de la banda de rodadura.
Las escobillas limpiaparabrisas
Ya se sabe: en primavera, las lluvias son traicioneras. Por eso, es de vital importancia que nos aseguremos de que las escobillas limpiaparabrisas estén en perfecto estado. No queremos vernos sorprendidos por una tormenta y descubrir entonces que las escobillas no barren bien el agua, hacen ruido o dejan el cristal sucio. Revísalas y asegúrate de que su goma sigue manteniendo sus propiedades. Y ya que estamos, también es importante que revises el nivel del líquido limpiaparabrisas.
La batería
Como ya os hemos explicado, la batería es uno de los elementos que más sufre en invierno. Las bajas temperaturas pueden haber afectado a sus propiedades, así que nos exponemos a que nuestro coche nos deje tirados en cualquier momento. Revísala, sobre todo si tiene más de 4 años.
El aire acondicionado
Con el aumento de las temperaturas, seguramente muchos también nos acordaremos del aire acondicionado. Si ves que no enfría bien o que te da algún tipo de problema, acércate a tu taller para realizar una carga de gas.
Además, tampoco puedes olvidar otros elementos importantes, como la revisión del nivel de líquidos, los faros, la carrocería, y otros elementos que hayan podido sufrir con el frío y el clima del invierno.
Texto de Rodi.es