Avatar

Existe una alternativa algo más segura y confortable para ese momento, en muchas ocasiones temido para algunos padres, de escuchar a nuestros hijos menores que desean una moto, y no es otra que un coche sin carnet.

Los también conocidos como minicoches o microcoches se han convertido en una opción de bastante éxito entre quienes por su edad o por otras circunstancias, no disponen de permisos de circulación de los vehículos tradicionales y de mayor cilindrada.

Optar por un coche sin carnet: ¿Qué necesito?

Los requisitos para conducir un microcoche son bastante básicos y responden a las necesidades de un público muy particular.

  1. Edad: para poder transitar con ellos se deben tener al menos los 15 años de edad.
  2. Permiso de circulación: necesitamos un permiso clase AM, que es la misma licencia que para conducir un ciclomotor. Para ello habrá que pasar también por pruebas diversas para la renovación del mismo.
  3. Documentación: el microcoche debe estar debidamente matriculado, así como disponer de permiso de circulación, y debiendo pasar por las inspecciones técnicas correspondientes (ITV) periódicamente como cualquier vehículo.
  4. Seguro: imprescindible dar de alta un seguro a terceros que cubra al menos responsabilidad civil.
Pero, ¿Por qué han proliferado tanto este tipo de coches sin carnet entre la población y no sólo los jóvenes:

La verdad es que si lo analizamos son casi todo ventajas con respecto a otras opciones de transporte básico a motor.

  • Seguridad: más estables que un ciclomotor ya que en vacío llegan a pesar unos 350 Kg, y son más resistentes en caso de posible colisión.
  • Confort: al ser un espacio cerrado como cualquier coche, estaremos fuera de la acción de las inclemencias del tiempo.
  • Más amplio: dispone de asiento de copiloto así como de un pequeño maletero.
  • Velocidad controlada: sabemos que estos vehículos no tienen capacidad para sobrepasar los 45 km por hora máximo, por lo que la velocidad excesiva no será un factor de riesgo.
  • Limitación de espacios para circular: teniendo prohibido el tránsito por autovías o autopistas. En el resto de carreteras deberán usar el arcén o en su defecto circular todo lo hacia la derecha de la calzada que puedan.

Conducir un coche sin carnet se ha convertido también en una perfecta opción para personas ya de más avanzada edad que por circunstancias diversas no hayan podido acceder a un permiso de circulación de mayor rango y que faculta para conducir otros vehículos, ofreciéndoles así mayor independencia y accesibilidad.